PROPUESTAS PARA LA SEGURIDAD CIUDADANA

POR LA SEGURIDAD CIUDADANA

La Ley 27933, que crea el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (SINASEC), define en su Art. 2 la seguridad ciudadana como:

“... la acción integrada que desarrolla el Estado, con la colaboración de la ciudadanía, para asegurar la convivencia pacífica, la erradicación de la violencia y la utilización pacífica de las vías y espacios públicos, así como para contribuir a la prevención de la comisión de delitos y faltas.

Y establece las siguientes responsabilidades del gobierno regional y local, que en el caso de la provincia de Lima es el mismo:

Artículo 17.- Funciones de los Comités Regionales, Provinciales y Distritales

Los Comités Regionales, Provinciales y Distritales de Seguridad Ciudadana tienen las siguientes funciones:

a)    Estudiar y analizar los problemas de seguridad ciudadana a nivel de sus respectivas jurisdicciones.

b)    Promover la organización de las Juntas Vecinales de su jurisdicción.

c)    Formular, ejecutar y controlar los planes, programas y proyectos de Seguridad Ciudadana en sus respectivas jurisdicciones.

d)    Ejecutar los planes, programas y proyectos de seguridad ciudadana dispuestos por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana.

e)     Supervisar la ejecución de los planes y programas de seguridad ciudadana.

f)     Celebrar convenios institucionales.

g)    Coordinar y apoyar los planes, programas y/o proyectos de seguridad ciudadana con las jurisdicciones colindantes.

La Ley 27972, Ley Orgánica de Municipalidades, en su artículo 161°, establece como competencia o función especial de la Municipalidad Metropolitana de Lima lo siguiente:

                    8.      En materia de Seguridad Ciudadana: 

                             a.      Crear, normar, dirigir y controlar el  Sistema Metropolitano de Seguridad Ciudadana, con arreglo a la ley de la materia.

Por lo tanto, es responsabilidad ineludible de la Municipalidad Metropolitana y específicamente de su Alcalde, asumir el liderazgo en la tarea mancomunada de construir una ciudad segura, pues no puede haber bienestar sin seguridad.



Problemática


a. Más del 75 por ciento de limeños señala que la delincuencia y la inseguridad ciudadana son los principales problemas de la ciudad.  La percepción de inseguridad en Lima Metropolitana afecta a casi el 90% de la población.


b. Casi el 30 por ciento de la población en Lima ha sido víctima de algún hecho delictivo. Sin embargo, sólo 2 de cada 10 víctimas denunciaron el delito.  La mayoría de denuncias son por delitos patrimoniales (robo y hurto en la vía pública, robo de autos, etc.), delitos sexuales (violación) y violencia doméstica.


c. Para un tercio de la población limeña, el desempleo, la falta de trabajo, la falta de educación, valores y cultura son las principales causas que originan la delincuencia y la falta de seguridad ciudadana.  Un 10% afirma que los hogares disfuncionales, hijos abandonados, y la falta de control por parte de los padres para con los hijos, serían también causas de dicha problemática.


d. La opinión pública limeña demanda medidas urgentes contra la delincuencia, leyes más severas, más policías en las calles, la pena de muerte, mejorar la educación de la juventud y darle valores, entre otras.


e. Dos tercios de la población desaprueba la gestión del Gobierno, del Poder Judicial y del Ministerio Público contra la delincuencia y la falta de seguridad ciudadana. Más del 50% desaprueba el desempeño de la Policía Nacional en dicha materia y 37% desaprueba la labor del serenazgo municipal.


f. El delito patrimonial está asociado al aumento del delito cotidiano, a la ausencia de sanciones efectivas, pero también a la amplia tolerancia y permisividad para la circulación de objetos robados y de contrabando.


g. Las respuestas del Estado parecen haber estado limitadas al fortalecimiento del sistema de justicia y la policía en un enfoque normativo-punitivo y no en una  intervención preventiva clara respecto a las causas de la delincuencia.


h. Los alcaldes metropolitanos, por regla general, no han asumido el liderazgo en la responsabilidad señalada por ley para combatir la inseguridad ciudadana.



Propuestas

La gestión se basará en cuatro aspectos: Liderazgo, Prevención, Disuasión y Represión, tomando como referencia lo hecho en Medellín y aplicándolo a nuestra realidad.



a. LIDERAZGO

Se cumplirá con lo señalado en la Ley 27933, que el Alcalde Provincial preside el Comité Provincial de Seguridad Ciudadana, asumiendo el liderazgo para trabajar con los 42 alcaldes distritales y con la Policía Nacional para planes conjuntos de seguridad. Se revisará y pondrá en acción el  Sistema Metropolitano de Seguridad Ciudadana, creado por Ordenanza N°1907 del 2015.


b. PREVENCIÓN

    i.Restaurar valores.

Se solicitará que se restablezca en la currícula escolar los cursos de valores y cultura cívica, enseñando a los niños a amar y cuidar su ciudad, así como sus derechos y deberes ciudadanos.

Se realizarán campañas intensivas de promoción de valores, con el apoyo de los medios de comunicación social, universidades, escuelas, policía, empresa privada, organizaciones de la sociedad civil, iglesias, etc.

Se realizarán convenios con instituciones para el fortalecimiento de la familia y la educación de padres e hijos, mediante cursos, seminarios, talleres y retiros, para combatir la violencia familiar, generadora de potenciales delincuentes.

Se fortalecerá la Subgerencia de Servicios Integrales a la Mujer para realizar campañas intensivas de concientización sobre el abuso y violencia contra la mujer, que con frecuencia desemboca en crímenes de feminicidio.

      ii.Promover el deporte y la cultura

Se intensificará y promocionará la práctica del deporte especialmente de la juventud, facilitando la creación de clubes distritales, proveyendo profesores y entrenadores en diversas disciplinas; realizando eventos deportivos con apoyo de la empresa privada, y premiando a los mejores deportistas.

Se promoverá el arte con talleres de teatro, danza, música, etc, prioritariamente entre los adolescentes y jóvenes, y la cultura por medio de bibliotecas itinerantes a los sitios más apartados. Se crearán auditorios al aire libre para conciertos, obras de teatro, etc.

       iii.Combatir la drogadicción

La experiencia indica que la delincuencia está estrechamente ligada al consumo de drogas.  Se harán convenios con instituciones como CEDRO, Alianza para un Perú sin Drogas, etc., en temas de prevención de consumo de drogas y alcohol y violencia sexual, desarrollando un trabajo conjunto con instituciones e iglesias para la recuperación de  adolescentes y jóvenes de las pandillas.


c. DISUASIÓN

        i.Perfeccionar el servicio de Serenazgo, uniformizando criterios, recursos técnicos y capacitación en toda la metrópoli; apoyar a las municipalidades distritales que no cuentan con serenazgo suficiente mediante puestos de auxilio y/o caravanas de seguridad ciudadana.

        ii.Actualizar y perfeccionar el Mapa de Incidencia Delictiva (Mapa del Delito), para intensificar el patrullaje conjunto del serenazgo con la policía en las zonas señaladas de mayor riesgo.

        iii.Equipamiento adecuado y moderno con cámaras de vigilancia inteligentes, con comunicación satelital para todo el Sistema Metropolitano de Seguridad Ciudadana, con una Central Metropolitana de Alerta Ciudadana conectada con la PNP, con apoyo de la empresa privada.

         iv.Elevar el nivel de la iluminación pública, especialmente en parques y los lugares de mayor riesgo con alta incidencia de delincuencia, utilizando luminarias LED con sensores reguladores de la intensidad de luz de acuerdo al nivel de la luz solar, obteniéndose así un gran ahorro de energía eléctrica.


d. REPRESIÓN

          i.Apoyar decididamente a la PNP, responsable directa de la represión, con logística y recursos.

          ii.Crear Módulos de Acción Rápida en conjunto con la PNP, ubicados en las zonas con mayor índice de delincuencia.

          iii.Intensificar los operativos en los fumaderos, lugares de micro-comercialización de drogas, locales donde se atenta contra la moral y buenas costumbres, venta de licores adulterados y la prostitución callejera.

          iv.Combatir decididamente la venta de objetos y piezas robadas; proponiendo leyes drásticas tanto contra los que venden como contra los que compran cosas robadas.